Armarse de paciencia

Estoy enfermita.

No puedo corretear por las calles ni ir al Heavenly, ni de compras, ni hacer el cafre, ni na de na. Hasta que el médico de los chips me dé el alta. Se me va a hacer difícil, porque los últimos días han sido especialmente movidos, y esta inactividad de golpe sé que no la voy a llevar bien. Por eso he decidido relajarme un poquito y aprovechar esta pausa para hacer todo lo que tenía pendiente por aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: